Morir por informar: la muerte de periodistas en México – DOCUMENTAL BBC MUNDO

Morir por informar: la muerte de periodistas en México – DOCUMENTAL BBC MUNDO


La guerra contra las drogas en México
continúa cobrándose miles de vidas. Vivimos en un país que es prácticamente un país de fosas clandestinas Entre las víctimas hay periodistas que
cuentan las historias de los muertos y desaparecidos. No sé qué a quién le vaya
a tocar pagar la cuota de sangre por parte del gremio periodístico
mexicano, pero todos sabemos en todo México que la cuota es esa, sangre. Las matanzas han amordazado a la mayoría de los medios, pero un pequeño grupo de valientes reporteros sigue arriesgando la vida. Si te va a pasar algo haciendo esto y temes por eso, entonces no lo hagas, en ese
caso yo me habría comprado mejor un carrito de nieve o uno de hot dogs. Esta es Culiacán, la capital de los
cárteles de la droga de México. Podemos ver la ciudad completa y el
ambiente es normal, como el de cualquier otra ciudad. Normalmente hay de dos a tres muertos al día,
y otras dos o tres personas desaparecidas al día. El año pasado se
reportó 1.500 muertos aquí en Sinaloa 800 fueron aquí en Culiacán, no estamos para decir que todo está bien. La sangrienta guerra de las drogas en
México lleva más de una década. Más de 100.000 personas han muerto desde
que el gobierno lanzó una ofensiva contra los cárteles en 2006
Casi 30.000 personas fueron asesinadas en 2017, entre ellas políticos,
estudiantes y periodistas. Aarón es un reportero de Ríodoce,
un pequeño periódico semanal de Culiacán. Mientras que otros han dejado de
informar sobre la guerra que tienen frente a sus propias narices, Ríodoce
continúa reportando sobre las matanzas, las víctimas y la corrupción. Durante los últimos nueve meses un
pequeño equipo ha estado trabajando en un artículo revelador que podría tener
grandes implicaciones. Pero tenemos que hacer un trabajo de largo aliento, de investigación. Se supone que en una situación normal tú publicas eso y pum, explota. Culiacán es una de las
ciudades más violentas del país y del mundo incluso, Sinaloa es considerada
la cuna del narcotráfico en México, aquí nacieron narcotraficantes poderosos,
líderes del narcotráfico en el país no puedes evadir como periódico si quieres
digamos contar lo que ocurre en tu tierra, si no tocas el tema del
narcotráfico. Nosotros siempre asumimos esto como un riesgo en el ejercicio
periodístico en Sinaloa como un riesgo. Ese riesgo puede ser mortal en los
últimos diez años casi 200 periodistas han sido asesinados en México. El año
pasado Ríodoce perdió a su columnista estrella, Javier Valdés. Javier obviamente nos dejó un hueco muy grande y bueno su presencia que era vital
digamos. Se paraba en una calle y podía escribirte
3-4 páginas sobre lo que pasaba en esa calle. Igual podía entrevistar a un niño sicario o a la mamá de un desaparecido a policía corrupto, él no se conformaba
con los aspectos fríos de una nota, sino que iba siempre buscando
las partes humanas, eso era lo que lo que hacía muy atractivo su
trabajo. Esta foto se la tomaron a Javier
en un café de Culiacán. No faltaba los sábados y otra persona tomó esta imagen y se la regaló. Javier era una persona divertida disciplinado, muy generoso. Era una persona muy fácil de querer pero
además sobre todo y lo más importante era que disfrutaba hacer su trabajo, que
era escribir. También fue reconocido internacionalmente por su periodismo. Dedico este premio a los periodistas valientes, a niños y jóvenes que viven
una muerte lenta. En Ríodoce hemos experimentado una soledad macabra porque nada de lo que publicamos tiene ecos ni seguimiento y esa desolación nos hace
más vulnerables. Muchas gracias. Javier es una inspiración para muchos en
México. Entre ellos Marcos Vizcarra, uno de los
pocos periodistas que todavía cubren la corrupción y el crimen en la ciudad.
hay cerca de unos 20-30 medios de Hay cerca de 20-30 medios de comunicación en Sinaloa y solamente tres cubrimos el tema desapariciones forzadas de personas y Javier lo hacía y
después de Javier le empezamos a hacer otras personas y ese es el
legado que nos deja javier a nosotros los periodistas en Sinaloa. Voces unidas es el grupo de
familiares de personas desaparecidas en Sinaloa, buscan ellos buscan a sus
familiares. Vivimos en un país que es prácticamente
un país de fosas clandestinas. Otra comprometida periodista que
investigaba sobre los desaparecidos y los asesinatos fue Miroslava Breach, con
base en Chihuahua, otra zona plagada por el narcotráfico, fue asesinada en marzo
de 2017. El suyo fue uno de tres asesinatos de periodistas ese mes. Patricia Mayorga trabajó de cerca con
Miroslava. En 2016 Miroslava publicó un reportaje sobre candidatos o precandidatos que son parte de grupos
delictivos, el partido que postuló estos candidatos los tuvo que cambiar por
otros, a partir de ahí recibe una serie de amenazas que terminaron con matarla
un año después Miroslava fue acribillada frente a su
hijo cuando lo llevaba a la escuela. Sus asesinos dejaron una nota con un
mensaje: “por lengua larga”. El día en que mataron a Miroslava
Breach, un tuit de Javier empezó a hacerse viral. Y no sé qué a quién le vaya a tocar pagar ahora la cuota de sangre por parte
del gremio periodístico mexicano pero todos sabemos en todo México que la
cuota es esa, sangre. Después de que la asesinaron,
he entendido que Miroslava sabía el riesgo y no me lo decía, o sea no
no lo expresaba. No sabía con qué cara iba a ver a sus hijos si ella dejaba de hacer esto, si ella siempre les inculcó a sus hijos valentía, fuerza, cuando muere
después también dejo superprotegidos a sus hijos, se dejó todo muy bien planeado,
entonces tengo ahora la certeza de que ella
sí sabía y sí dimensionó o el riesgo. Marcos nos lleva de gira por la ciudad
para ver uno de los lugares favoritos de los miembros de los carteles. ahora vamos a la capilla Malverde, el santo de los narcos, le llaman el santo de los narcos, se cierra ese pedazo de calle
porque llegan personas con vehículos un poco estrafalarios
y con bandas musicales y se ponen afuera a tomar cerveza, a pasarse un
cuanto de droga y lo que siempre más me llama la atención es que
todo eso sucede aquí en Culiacán y sucede ahí en ese punto específico, en
esa capilla del santo de los narcos justo enfrente del palacio de gobierno
de Sinaloa. Quería ver si podemos vernos hoy más
tarde. En la sede del periódico, Aarón escucha que alguien quiere pasarle unos documentos secretos. Es demasiado lo que se roban ,
es demasiado lo que lo que hacen y es demasiado lo que permitimos nosotros
como ciudadanos y es lo que indigna. Y lo que hay que contar. Hago mi trabajo así a plena luz del día porque he pensado
que a Javier se lo cargaron a las 12 del día, entonces
de qué me sirve esconderme si me escondo, lo que me va a pasar tal vez
nadie se entere y entonces habrá sido en vano. Ahorita vamos a ver a una persona que
es una especie de luchador social, él constantemente está haciendo denuncias de
corrupción, si te va a pasar algo haciendo esto y temes por eso, entonces
no lo hagas, en este caso yo me habría comprado mejor un carrito de nieve o de hot dogs. Los documentos detallan una serie de
pagos de lavado de dinero vinculados a un personaje criminal de la ciudad. Este país está lleno de corrupción a la vista de todos tuve que superar mi miedo para
hacer algo porque no podemos seguir así, no puedo permanecer indiferente al ver
toda esta corrupción. La mejor manera de esconder a algo es
tenerlo a la vista de verdad. No solo son los periodistas los que se
arriesgan, aquellos que comparten secretos también ponen sus vidas en
juego. Yo creo que no tiene idea del riesgo que
corre porque él además tiene familia y Y uno puede tener miedo
que te pase algo, pero algo que no podrás perdonarte es que por tu culpa o por lo
que tú haces le suceda algo a tu familia. Cuando llegaba a la casa a la hora de
escribir una historia pues ves a la gente que confía en ti que
a veces eres su última esperanza y los valientes eran ellos,
que tenían el terror encima, el miedo en el rostro, estaban confiando en nosotros
en denunciar, en contarnos historias y no era posible callarnos y no es
posible aun callarnos. Marcos nos lleva a otra parte de la
ciudad. La Lomita es un lugar tranquilo alejado
del ajetreo urbano pero la amenaza nunca está muy lejos. Marcos nota algo que lo pone nervioso,
un hombre con un walkie-talkie. Tenemos que dejar de filmar ya, mejor vámonos. Tuvimos que salirnos rápido del lugar,
tuvimos que dejar La Lomita que es este espacio donde hacíamos las grabaciones
porque ahí había una persona que estaba haciendo llamadas por radio, aquí les
decimos halcones, son personas que trabajan para el narco y lo que se podía
ver es que él estaba reportando quién pasaba por por esta que es la principal
avenida de Culiacán y hay un momento en el que nos cruzamos en su vista, pero
llegan otras dos personas que también son halcones nos empiezan a observar de
una manera agresiva. Aquí tenemos un concepto diferente, que te pueden levantar o que te pueden asesinar
en cualquier lugar, después de que alguien estuvo mirando tus pasos. Vivir bajo constante amenaza afectó la
salud de Javier. En ocasiones me encuentro revisando y revisando quién
viene detrás de mí y viendo los espejos retrovisores del vehículo quién se
estaciona junto a mí, es un sentimiento cotidiano que llega a
enfermarte yo padezco insomnio, me levanto de las noches estoy asomándome a
la calle. Javier esperaba que su reconocimiento
internacional lo protegiera. Su último reportaje comprobó lo contrario. Esta edición no tiene precio por muchas cosas. Invaluable, porque es la
única copia que tienen. Javier había entrevistado a un jefe de
cartel enfrascado en una sangrienta lucha territorial con el principal
cártel de Sinaloa. Los capos de Sinaloa no querían que su
rival principal tuviera esa publicidad. En el momento en que el periódico se
imprimía, Ismael recibió una llamada. A las cuatro y media de la mañana me habla
el muchacho de distribución y me dice oiga que hay gente armada y se van a
llevar el periódico, pusieron al teléfono a un muchacho “es que
queremos comprar el periódico”, no se lo vamos a vender, le digo, el periódico lo tengo
entregar en las tiendas En cada punto de entrega los pistoleros
compraron todos los ejemplares. Entonces nosotros le dijimos que no cuando nos
dijeron que no escribiéramos, le dijimos que no cuando nos dijeron que no
publicáramos, les dijimos que no cuando nos quisieron comprar el periódico y
nosotros sabíamos que estábamos frente a un poder que decide lo que quiera
hacer y nadie lo va a detener, sin embargo tú les dices que sí, ellos
te atrapan, y les dices que sí una vez y le vas a decir que sí dos veces y tres
veces y entonces ya no eres tú. En la semana siguiente Javier se puso
muy nervioso, obviamente yo también. Sí, fueron semanas
muy difíciles para él. Se sintió se vio amenazado se empezó a
empezó a considerar la posibilidad de irse, pero al final javier decidió no
irse. Y le reclamo, “por qué no te fuiste”,
pero fue una decisión suya. Unas semanas después de la publicación
del reportaje, Javier fue arrastrado fuera de su auto y muerto a tiros. Igual que con Miroslava, sus asesinos
dejaron un mensaje: Javier recibió 12 tiros a las 12 en punto frente a su
lugar de trabajo, Ríodoce. Aquí venía corriendo, me acuerdo,
acaba de despedirme de él. Llego a la esquina y lo primero que veo
es su cuerpo tirado acá. Dije “no mames Javier”. Aquí, justamente aquí. Me agaché para cerciorar si Javier seguía
con vida, entonces le toco a un costado y no tenía pulso ya, alcanzaba a
ver las manchas de sangre y unos orificios de bala
y el sombrero le tapaba una parte de la cabeza. Lo siguiente, la esposa de
Javier. Me tocó darle la noticia y tratar de
explicarle que a su compañero de vida, de casi toda su vida, lo habían matado
aquí afuera. El 15 de mayo del año pasado hasta antes
del mediodía yo tenía una vida muy distinta a la que ahora tengo,
entonces comenzar de nuevo
da mucho miedo, porque ya no está Javier como
para tomarlo en cuenta si estoy haciendo o no bien las cosas, entonces no, no es fácil, pero vamos
vamos a salir a flote. A él lo mataron un lunes,
creo que nos reunimos un miércoles, todos lloramos pero nadie dijo “yo no
sigo”, nadie dijo “yo hasta aquí llego”, Si tú revisas el trabajo de mayo para acá
te vas a dar cuenta que estamos tratando los mismos temas, seguimos investigando,
ahora tenemos un mayor compromiso moral no solamente con la sociedad, con
nuestros lectores, sino con la memoria también de Javier Valdez. Ismael tiene algo que mostrarnos. Los resultados de una investigación de
meses. ¿Cómo va esto? ¿Bien? Una operación multimillonaria de lavado
de dinero. Creo que investigaciones como estas
si son de lo más peligroso. Y las investigaciones que estén
relacionadas con dar nombres y especificar datos con respecto a
figuras o personas que aparentemente no están relacionadas con algún tipo de
delito, quizás eso sea lo más peligroso. Empezamos haciendo los esquemas en una
hoja de papel y después ya no cabía había tantos campos que tampoco
podíamos verlo. La prueba es de que no hemos salido porque cada
vez que damos un paso vamos encontrando más y más cosas, y sí, aunque Javier
no haya estado participando desde un inicio en esta investigación, creo que si
es como una ofrenda personal a él. Ahora escondida, Patricia dice que
continuará reportando sobre las historias que ella y Miroslava solían
investigar juntas. Hacer periodismo en México se
ha convertido casi en una sentencia de muerte, cubrir casos de violación de
derechos humanos, de corrupción, de narcopolítica es difícil, porque si lo
haces es probable o que te desaparezcan lo que te maten o que tengas que salir
del país, por lo menos yo lo que pedía era seguir trabajando, porque dejar de
hacerlo representaría una derrota. Es viernes, hora de cierre del periódico.
La portada de esta semana marca un aniversario clave en la sangrienta
guerra de las drogas en Sinaloa y en la Y a la vuelta de 10 años a pesar de las bajas, de la guerra, muertos, aprensiones, el cartel sigue trabajando
como si nada, sigue llegando la droga en las calles de los Estados Unidos, de
Europa, de África, Australia, etc. Ahí te encargo que salga bien, esperemos. Ahorita ya cambió un poco esto, pero
Javier trabajaba aquí, ponía su computadora, cuando ya soltábamos todo yo llegaba y le ponía a Javier su tequila.

Author:

30 thoughts on “Morir por informar: la muerte de periodistas en México – DOCUMENTAL BBC MUNDO”

  • grissell anahi lopez incio says:

    lleva mas de una decada y seguira porque quienes estan al frente es el gobierno. Pero nuestro pueblo nunca pierde esperenza porque con trabajo y esfuerzo en el estudio vamos a lograr librarnos.

  • Lius Mendez Castillo says:

    mmm aqi em mejico eso es costunbre.. yanos acostunbramoa .. aqi x 500 pesoa te matan., nosolo a aperiodistaa ..a cualkiera .. le puede pasar ..

  • Parece que le esta yendo bien a México en la guerra contra las drogas, persistir una y otra vez con la misma estrategia esperando resultados diferentes es de tonto, o de alguien que desea que el problema jamás se solucione.

  • Develando Misterios says:

    Es un secreto a voces quienes son las cabezas de toda esta podredumbre que vivimos en todo el territorio mexicano; los periodistas y las gentes que se han atrevido a ponerles nombre y apellido por eso están muertos y eso lo saben ustedes las cadenas de noticias a nivel mundial

  • jose eduardo dominguez vazquez says:

    Mientras no se acave la imponidad en Mexico jamas se va acavar con las muertes de los reporteros

  • Diana Paola Martinez says:

    Admirable el trabajo de este grupo de reporteros. Es triste que esta situación exista en nuestro país, se me hace un nudo en la garganta de la impotencia y de que no se le ve el fin a eso.

  • Voy a decir algo atípico: La culpa de que México esté tan podrido no la tiene el gobierno, la policía ni los narcotraficantes; la culpa la tienen los propios ciudadanos que no paran de consumir drogas y demás porquerías. Si hay demanda, hay oferta. Tan simple como eso.

    Cuando nosotros como ciudadanos tomemos conciencia de que el consumir drogas no solo nos afecta ya nuestra propia salud sino que también estamos siendo contribuyentes y,en parte, cómplices de lo que está sucediendo en México, entonces las cosas por fin irán a mejor.

    Y ojo, no digo que todos los ciudadanos sean así, hay mucha gente que jamás ha tomado drogas en su vida, pero por lo general este es un mercado en crecimiento en toda América Latina, y mientras esa sea la realidad no podemos exigir un cambio. La sociedad es la primera que tiene que cambiar.

  • Memo Hernández says:

    Hace 34 años mataron al periodista Manuel Buendia. Extrañamente el asesino material murió asesinado 3 días después del crimen, pero nunca se atrapó al asesino intelectual

  • Gabriel Suárez says:

    Quiero ver al candidato MEADE asistir a éste lugar y que vea la necesidad de México y sus mexicanos. Pero no será ni tema de su campaña. Y seguirán protegiendo a Rosario Robles y su Estafa Maestra. Vamos México, sí se puede contra el corrupto gobierno que persigue a periodistas, a los 43 de Ayotzinapa y le paga a quienes hablan bonito del régimen maldito del PRI y Peña Nieto.

  • Todos tratan de atrapar narcos pero porque no hablan de los cultivos , si queman los cultivos no hay merca y al no haber merca no hay narco

  • K triste , un pais tan lindo con una rica cultura ..pero en un pais lo mas importante…son las personas🌷🌻🌱

  • pergunte a voce mesmo porque existe crimes de drogas em todas naçoes menos em uma dentre todas a terra dos anjinhos perseguidos inocente, israel simples sao eles quem sao os donos centrais de toda droga do mundo veja video israel terra prometida ao crime organizado mafia judia da drogas incluindo china, japao todasnaçoes faz pate do talmud desmascarado, veja trechos do mesmo; hermosas palabras del talmud desmascarado livro pai do comunismo e da biblia.

  • Joseph Encarnación says:

    Es admirable el trabajo de estos reporteros… Exponer el narcogobierno que está asesinando a México… A los gobernantes no les importa ya nuestra imagen a nivel mundial, imagínense hasta donde llega su corrupción y lo que son capaces por mantenerla…

  • Jose Luis Rodríguez García says:

    Que gano el reportero con sacar noticias del narco vive y deja vivir. Ahora quien va ver a su esposa e hijos acaso sus compañeros le van a ayudar a su familia y si asi es por cuanto tiempo creen que valga la pena su vida por dar noticia de narcos uy exponer asu familia ????

  • Jose Luis Rodríguez García says:

    Y la viuda quien la va ayudar sus hijos nietos??? Una pregunta vale la pena una publicación y un reconocimiento por tu misma vida??? Ahora los muertos la mayoria es por que eztan en el narco d DIGANME EN QUE ESTADO NO HAY NARCO CORRUPCION DE POLITICOS INVOLUCRADOS ????

  • Jose Luis Rodríguez García says:

    Todos los compañeros lloraron y quie ayudo economicamente a su familia una pension ahora crren que vale la pena ver sufrir asu esposa despues de que te maten???

  • Carlos Geovany Tapia says:

    Excelente documental. Admirable el trabajo de todos y cada uno de los reporteros. Su labor es de vital importancia para la sociedad.

  • Grecia de guadalupe Soto palacios says:

    Muy interesante y profundo el tema me gustaría que tocaran el tema.aun mas afondo de la desapariciones de gente.inocente.pero muy.buena el.documental.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *